miércoles, 28 de enero de 2009

Al balcón.

(....)es que esas ya son las grandes ligas. Para ellos la mota es como el pan de cada día y, por supuesto, el tabaco es como el aire que respiran: necesario constantemente. Algunos se endulzan el café con una línea, aunque la verdad yo lo prefiero amargo... Y otros, como quien se da el lujo de una copita de vino tinto con la comida, se comen un ajito o dos. Sí, para ellos la perspectiva es distinta(....)

viernes, 23 de enero de 2009

Aquellas pequeñas cosas

Per Laura....

Uno se cree que los mató
el tiempo y la ausencia,
pero su tren
vendió boletos de ida y vuelta.

Son aquellas pequeñas cosas
que nos dejó tiempo de rosas
en un rincón,
en un papel
o en un cajón.

Como un ladrón
te acechan detras de la puerta
te tienen tan a su merced
como hojas muertas
que el viento arrastra allá o aquí...

Que te sonríen tristes y
nos hacen que lloremos cuando
nadie nos ve.

----------------------------------------------------------------
Joan Manuel Serrat, Aquellas pequeñas cosas, Mediterráneo, 1971

martes, 13 de enero de 2009

viernes, 9 de enero de 2009

It's only round and round....

Día a día resulta más complicado interpretar la verdadera función de ciertos medios de comunicación, pues dando y quitando (o diciendo y callando, para ser más precisos) sin algún patrón fijo, no sabemos en dónde se encuentran sus límites, tanto de libertad como de poder sobre los círculos políticos.

En ocasiones nos hacen creer (bendita ingenuidad) que lo plasmado podría ser una verdad, si no imparcial, lo menos partidista posible; las notas del periódico critican severamente a los poderes de la Unión (principalmente al excesivo gasto que cargan al erario), y aplauden algunas acciones de consecuencias benéficas, elaboran reportajes sobre aniversarios históricos sin discriminar la orientación ideológica del mismo, etcétera. En casos como este se puede creer que contamos con una prensa libre, sin presiones, sobornos, partidismos ni radicalismos insensatos.

En otras ocasiones pretenden solapar algunos errores garrafales que comete el Estado, así como circunstancias que le resulten incómodas o que lleguen a poner en duda su poder, sin embargo lo hacen con tal torpeza que tan sólo los más analfabetas (o eso quisiera creer) llegan a creerlo. Se limitan a cavar un hoyo enorme para que la avestruz hunda su diminuta cabeza, sin embargo esta sigue totalmente descubierta, por no hablar del resto de su peculiar cuerpo. Tal es el caso del atentado que sufrió Mouriño. En primer instancia resultaba evidente, siguiendo la trayectoria de su trabajo durante este sexenio, que los Otros Poderosos (el narcotráfico) buscarían deshacerse de tan grande estorbo, además de aprovechar para dar una muestra de su poder sin fronteras y para escarmentar a la oposición. Después del parte oficial, "Fue error de piloto", se le dio un seguimiento demasiado prolongado y reiterativo a la noticia (en cuanto a la incompetencia de los pilotos y a la poca exigencia que había para entregarles la licencia), con lo cual, a mi parecer, sólo conseguían delatarse aún más (¡como con el chupacabras!; ahora en vez de pan y circo es puro atole con gotero).

Y de pronto...
De pronto los periódicos tienen rachas en que basta leer la portada para sentir un conflicto hormonal interno, conocido comúnmente como depresión, entendiéndose "rachas" como períodos relativamente largos.
Hoy, viernes nueve de enero de 2009, guíado por un instinto masoquista, escribo este artículo inspirándome en la portada del diario El Universal del presente día, cuyo encabezado nos informa sobre un pozo petrolero ubicado en la frontera marina que hay entre México y Estados Unidos, cuyos derechos de explotación fueron cedidos al país vecino desde 2007, cuestión que no había sido informada "para no entorpecer los debates sobre la reforma energética".
Como imagen central aparece la ilustración de una segunda nota: "Hacienda reconsidera: crecimiento cero en 2009". En la imagen aparecen diversos productos de la canasta básica mexicana, como el aceite vegetal, el huevo, la tortilla, el arroz, el pollo, entre otros, acompañados de un pequeño letrero que indica el aumento de precio porcentual anual, que va del 7 al 110%. Nos indica, además, que se estima que en 2009 se pierdan cerca de doscientos mil empleos.
En un pequeño recuadro se da seguimiento al destino de cientos de perros que fueron capturados merodeando y alimentándose en un basurero. La resolución: la muerte; el medio: la electricidad. En lugar de administrar inyecciones letales, que ahorran sufrimiento a los animales, el día de ayer fueron electrocutados ochenta de estos animales. Las autoridades argumentan que no pueden darlos en adopción ya que la Norma Oficial Mexicana lo prohibe, y no pueden dar alojamiento a más de ochenta por el gasto que representaría alimentarlos.
Además:
"Serán 4 días al mes sin suministro" de agua, no tres. Sumergiéndome en el periódico para buscar una lista de las colonias de la Ciudad de México que se verán afectadas, la cual no aparece, encontré en otra nota que especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) comenzaron a hacer un recuento de los daños que ha causado a las pirámides del sol y de la luna, en Teotihuacán, el montaje de un espectáculo de luz y sonido (como el instalado en Uxmal, que, en lo personal, dejó mucho que desear). Revisarán piedra por piedra para poder hacer una denuncia penal contra Grupo Mundo, empresa encargada del montaje.
Mientras tanto, la construcción de el "Viaducto Elevado Bicentenario" será motivo para talar casi dos mil árboles que el gobierno del Estado de México autorizó.

Con portadas como la arriba descrita me gustaría cegarme y usar como chivo expiatorio a los medios de comunicación para justificar una depresión "injustificable" -según la misma ceguera-, exagerada, irreal -incluso-, sin embargo a diario se sale a la calle y se ven cosas exponencialmente (y proporcionalmente) mucho peores, aquéllas que el papel, la radio y la televisión acallan... y ya no sé qué pensar.